domingo, 24 de enero de 2021

El Archivo DCLXXXIX


Ética y el Presidente Biden
El término "ética" proviene del griego, "ethos" que significaba "morada" pero acabó como término de la "conducta correcta", el "carácter apropiado" o el "debido modo de ser", peculiar y adquirido de alguien. La ÉTICA es una serie de valores que guían el comportamiento y nos regula como individuos. En los actuales momentos es indispensable.

Entre los valores éticos más relevantes se pueden mencionar: justicia, libertad, respeto, responsabilidad, integridad, lealtad, honestidad y equidad, entre otros.

Es oportuno, entonces, destacar algunos pronunciamientos de Joseph R. Biden, 46º Presidente de Estados Unidos, durante su discurso inaugural del miércoles 20 en el Capitolio:


"Este es el día de la democracia… celebramos el triunfo de una causa, no de un candidato… la voluntad del pueblo se ha escuchado… hemos aprendido… y respondimos como nación… cumplimos con la pacifica transferencia del Poder, como lo hemos hecho por más de dos siglos… La historia de Estados Unidos de América depende de todos los que deseamos una más perfecta UNIÓN… Tenemos mucho por hacer… tenemos que ir hacia adelante con agilidad y urgencia… hay mucho por reparar y restaurar, que sanar, que construir y que ganar".

"El grito de supervivencia que viene del planeta, no puede ser más desesperado ni claro… debemos derrotar el extremismo político, la supremacía racial y el terrorismo doméstico, todo lo cual requiere más que palabras… requiere de lo más elusivo en la democracia: Unidad".

"Como dijo Abraham Lincoln en 1863 al firmar la Proclamación de la Emancipación… 'si mi nombre entra en la historia, será por este acto y toda mi alma está en él'… así como toda mi alma está en este día de enero… acercándonos, uniendo nuestro pueblo y nación y pidiéndoles unírseme en esta causa".


"Uniéndonos para enfrentar: la ira, el resentimiento, el odio, el extremismo, el desorden, la violencia, las enfermedades, la desocupación y la desesperanza. Con unidad podemos hacer cosas grandes e importantes, podemos enderezar los entuertos… poner gente a trabajar en buenos empleos… educar a nuestros hijos en buenas escuelas… vencer el mortal virus… compensar justamente el trabajo, restablecer la clase media y asegurar la salud para todos… Hacer realidad la justicia racial y hacer de Estados Unidos de América el líder del bienestar del mundo".

"Sé que hablar de unidad puede escucharse como una fantasía… Sé que las fuerzas que nos dividen son profundas y reales, pero también sé que no son nuevas… nuestra historia ha sido una constante lucha entre el ideal americano de que todos fuimos creados iguales y la fea realidad del racismo… el temor y la demonización que nos ha mantenido separados".

"No debemos vernos como adversarios, sino como prójimos… debemos tratarnos con dignidad y respeto… debemos unir fuerzas, parar los gritos y bajar la temperatura… sin unidad, no hay paz, solo resentimiento… no hay progreso, sino desgaste"


"Así que hoy, en este momento y en este lugar… comencemos a escucharnos, a demostrarnos respeto… Nuestros desacuerdos no tienen por qué ser una guerra total… debemos rechazar la cultura en que los hechos son manipulados y hasta fabricados".

"Escúchenme claramente: los desacuerdos no tienen por qué llevarnos a la desunión, por lo que les prometo que seré un Presidente para todos… y les prometo que lucharé tanto por los que no votaron por mí, como por los que lo hicieron".

El Presidente Biden es un católico piadoso y practicante, así como respetuoso de las creencias de otras religiones y los no creyentes, citó a San Agustín, el Santo de la verdad y la ecuanimidad, quien definió que los pueblos son una multitud con objetividad común en el amor y ¿cuáles son los objetivos que los americanos deseamos, que nos definen como americanos? Creo que son: Oportunidad, seguridad, libertad, dignidad, respeto, honor y la verdad.


"Juntos escribiremos la historia de la esperanza, no del temor. De unidad, no de la división. De la luz, no de la oscuridad. De la decencia y dignidad, del amor, de sanación, de grandeza y de bondad".

"Que sea esta la historia que nos inspire y que les diga, a los que están por venir, que nosotros respondimos al llamado... sostenidos por la fe y la convicción de ayudarnos mutuamente y al país que amamos con nuestros corazones".

Una lección cívica para todos los pueblos subyugados por gobiernos populistas y dictatoriales del mundo.

domingo, 17 de enero de 2021

El Archivo DCLXXXVIII


Un Día Agónico e Insólito
"Hay tres cosas que no pueden ocultarse: el Sol, la Luna y la Verdad" Buda

Agradecemos a Don Porfirio J. Gómez, jubilado nicaragüense por sintetizar en cinco palabras lo acontecido el pasado 6 de enero en Washington, la capital de Estados Unidos de América: "un día agónico e insólito".

Don Porfirio corrobora, lo que nosotros presenciamos en la pantalla de televisión: "Un asalto bochornoso a la Democracia convertido en sedición, alimentado en cuatro años de vergonzosos machacones, con tanto esmero y dinero que al final terminó acarreando terroristas desde todos los puntos del país a la capital, para asaltar la sede del Congreso Federal estadounidense, donde los legisladores cumplían un acto constitucional de certificar los resultados enviados por los Colegios electorales de los Estados, que confirmaban la victoria de la fórmula Biden-Harris".


Estamos de acuerdo con el Sr. Gómez en "que la protección del edificio para enfrentar una turba desenfrenada fue débil e incapaz de contener la anunciada embestida". Era algo inverosímil presenciar el avance de las turbas sin trabas, ver a los guardas del Capitolio retroceder, algo insólito, lo que nos lleva a especular, si los encargados de la protección de ese Poder del Estado, estaban coludidos con el plan de parar la Certificación de la elección Biden/Harris, o quizás no querían disparar para evitar muertes, aunque su misión era detener a los facinerosos que sin duda llevaban la intención de eliminar a los líderes en la línea de sucesión y reconvocar el Congreso con sus aliados para cambiar los resultados y Certificar la reelección de Trump quien, unas horas antes de la marcha, reforzó azuzando a sus incondicionales, por lo cual ha sido desaforado por el mismo Congreso. El asalto trajo a la memoria la niñez en Austria, del exgobernador Republicano de California, Arnold Schwarzenegger, quien recordó a las tropas de Hitler durante la triste noche de los "cristales" que dio inicio al Holocausto.

Agentes valientes y avispados, como Eugene Goodman, lograron distraerlos el suficiente tiempo para poner a resguardo a esos líderes, lo que hizo reaccionar al resto de los Guardas para forzar la desocupación y capturar a algunos de los delincuentes.


No hay duda, como dice Don Porfirio, que "lo que viene para Biden-Harris será una tarea complicada y cuesta arriba, no solo con una pandemia disparada y la semilla de la división e insurrección plantada por un supremacista, racista, secesionista, que después de abonar la idea del fraude, pregonaba que "los malos" del otro lado habían despojado de los votos a sus matones, "personas muy especiales" para él. "Cosas veredes, Sancho amigo".

Trump y sus acólitos republicanos, como el malogrado Senador Ted Cruz, uno de los "latinos mata mamas", y el Diputado Josh Hawley deben ser procesados, junto a los líderes del asalto, uno de los cuales murió en su misión destructiva, como responsables de incitar, promover y tratar de subvertir el orden constitucional de la nación, así como de las vidas destruidas durante el deplorable asalto.


Alma Guillermoprieto, laureada escritora mexicana radicada en Colombia, se pregunta ¿por qué hemos querido ser tan ciegos? "La crisis de la democracia estadounidense no termina con la derrota de Donald Trump porque tampoco empezó con él. El racismo generó el monstruo de la vulnerabilidad social al populismo"

No podemos permitir que sigan azuzando contra la estabilidad. Mantener impunes sus crímenes acrecentará la amenaza a la tranquilidad de la nación. El Senado debe enjuiciarlo, de lo contrario no lograremos retomar la paz, ya que como dice Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno Español, "el desprecio por las instituciones, la banalización de las reglas y los procedimientos y la frivolización con el lenguaje –abusando de la mentira y de expresiones racistas, xenófobas o de incitación al odio– terminan mal… Los traspasos de poderes deben cristalizar la legitimidad… porque cuando se tacha de ilegítimos a gobiernos emanados de la libre voluntad de los ciudadanos… desatan la semilla del conflicto que hemos visto cristalizar en el Capitolio de USA… Es un error muy caro confundir disenso y pluralismo democrático con caos y enfrentamiento".


El esquema institucional de Estados Unidos fue diseñado con el objetivo de evitar la tiranía, garantizar la libertad y promover el derecho a buscar la felicidad, lo que John Adams, segundo presidente de Estados Unidos y uno de los padres fundadores, tuvo en mente a la hora de concebir su naciente país: "La libertad, una vez perdida, se pierde para siempre". En manos de todos, está el preservarla.

domingo, 10 de enero de 2021

El Archivo DCLXXXVII


¡La Diáspora Latina en USA!
Una diáspora donde cabe una amalgama de seres humanos que en su mayoría hablan español, la segunda lengua de este país de inmigrantes.

Somos un bloque muy diverso, cada país de origen tiene sus propias costumbres, gastronomía y, sobre todo, diferentes experiencias políticas, ya que casi todos han sufrido persecuciones y abusos, así como abandono. En todos nuestros lares nativos hay corruptos y en muchos la ignorancia se une a la miseria, por lo que un gran porcentaje emigra, llevando como dicen en inglés "a chip on his/her shoulders", que literalmente podríamos traducir en una sola palabra: RESENTIMIENTOS.

Ningún partido político estadounidense ha podido lograr el apoyo en bloque de este grupo étnico, pero es curioso que al final del Siglo XIX y comienzos del XX, los inmigrantes que procedían de Centro y Suramérica se identificaban con el partido de Lincoln. No fue hasta que Roosevelt comenzó a implementar sus políticas sociales y de infraestructura, que estos se afiliaron al partido del "Burro", a pesar de que los demócratas fallan al congraciarse con regímenes dictatoriales, un error que les ha costado caro.


Esto nos lleva a Reagan, quien a sabiendas que no todos los latinos eran "mexicanos" asentados en el Oeste y dedicados a labores agrícolas, decidió incursionar en su diversidad, a sabiendas que el "latino" tenía una animadversión muy fuerte en contra de todo lo que fuese opresión, que identificaba con el "comunismo". Reagan fue el primero en recibir volumen considerable de votos latinos y consecuente con ello, fue duro contra los "dictadores", tanto de derecha como de izquierda y eso dio comienzo a los votos que hoy recibe el partido republicano de parte de "latinos".

El partido demócrata ha fallado en su política exterior en cuanto a su relación con los gobiernos de las Américas, no ha sabido distinguir entre sus políticas sociales y las de los países que engañosamente las usan para controlar, abusar y diezmar a sus pueblos. La democracia de Estados Unidos, no es la falsa democracia populista que pregonan y utilizan los que han venido destruyendo naciones, como Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, entre otros que corren peligro.


Ya es hora de que el Partido Demócrata despierte, que no se preste a ser identificado como aliado de gobiernos despóticos, ya que estos son los que mantienen a sus pueblos en la desesperación que los obliga a emigrar, desestabilizando familias y diezmando la producción por el éxodo de mano de obra, que tanto necesitan los países en desarrollo.

Los líderes demócratas estadounidenses, no pueden seguir con la nefasta política de que "si, sabemos que es un hijodeputa, pero es nuestro hijodeputa", de lo contrario, una gran parte de esa fuerza electoral que se conoce como "latina", puede, en su legítimo temor al "comunismo" ser nuevamente engatusada por un megalómano corrupto y racista como Trump, poniendo en peligro la "democracia" que está basada en leyes y no en caprichos de extremistas.


Hay líderes demócratas con tendencias socialistas, ojo –un socialismo a la USA– como el de Bernie Sanders y Elizabeth Warren y últimamente legisladoras jóvenes como Alexandria OcasioCortez y "The Squad" (La brigada), como Ilhan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley, que contribuyeron a que Biden no haya logrado triunfar en Estados como Texas y la Florida. En otros Estados claves, como Arizona, New México y Nevada, los "latinos" que no han experimentado dictaduras comunistas, votaron a su favor, ya que lo que les interesa es salir del enemigo anti migratorio, personificados en Trump y sus secuaces.

La diáspora LATINA, es una sinfonía de mestizos y mulatos hispanoamericanos, descendientes de árabes, hebreos, asiáticos y africanos, así como de españoles, portugueses, brasileños e isleños del caribe, que hablan inglés, francés y holandés, con una variedad de religiones, profesiones y oficios, así como empresarios, artistas, millonarios y esforzados trabajadores, que en estas pasadas elecciones demostraron una fuerza política difícil de ignorar. Son patriotas que han regado con su sangre el árbol de la libertad y como el Quijote y Sancho desafían adversidades con honestidad y amor a la humanidad.


Lo ocurrido la semana pasada tanto en Georgia como en Washington DC, este último, triste y lamentable por la pérdida de vidas humanas y bochornoso por haber sido azuzado por un Presidente de la República, Senadores y Diputados en ejercicio, demuestran que la Democracia ha triunfado.

domingo, 3 de enero de 2021

El Archivo DCLXXXVI


¡Cambiemos, Nunca es Tarde!
En la búsqueda de la felicidad, lo más provechoso es revisar el pasado y eliminar con valentía todo aquello que ha hecho perder oportunidades para mejorar nuestras vidas. Hay que abarcar todas las actividades que ejercemos, y, aunque no quisiéramos, debemos incluir la política, que requiere de un estudio muy especial pues se trata de confiar nuestro futuro a conciudadanos quienes, por lo general, no conocemos, para que administren nuestra más grande empresa, el país, con la experiencia de resultados que han sido nefastos hasta el momento, con rarísimas excepciones.

Entre los cambios que sugiero está la alimentación, con el propósito de mantener nuestros cuerpos sanos, ya que nuestra mente trabajaría mejor, por lo que es de vital importancia que la empresa pública y privada recurran a nutricionistas profesionales, para asesorarse en cómo ayudar a sus colaboradores a comenzar el cambio a sanas costumbres alimenticias, incentivandoles a llevar a sus hogares esas costumbres, un buen comienzo para eliminar el insalubre sobrepeso y el desperdicio que tanto nos daña a nivel nacional, pues no hay razón que teniendo la bendición de un clima sin excesos en la mayoría de nuestros países, no logremos ingerir una alimentación balanceada para mantener la buena salud.


Un segundo cambio sería darle prioridad a la prevención de enfermedades comunes, preparando, a través de las escuelas y colegios, a la población: "educación en salud", conocimientos de Clínica Preventiva, asi como sugerimos que personeros de los Ministerios y Centros de Salud, salgan a visitar la población, salvo en casos de rutina como el proceso de maternidad y recuperación en caso de accidentes.

El tercer objetivo es el medio ambiente, al que llamo "limpieza pública", labor descomunal, pues se trata de vigilar y mantener viva nuestra naturaleza. Aquí el trabajo es de todos, gobierno nacional y municipal, ejercito, policías, maestros, estudiantes, empresarios, profesionales, amas de casa, pues es colaborar por nuestras vidas, ya que nuestros bosques, montañas, lagos y ríos, protegen nuestras vidas y salud.

El cuarto objetivo es invitar a Sacerdotes y Pastores a visitar los hogares de su jurisdicción, ya que su presencia conlleva el espíritu de cooperación a la estabilidad familiar, reuniéndose semanalmente con funcionarios públicos de las áreas visitadas en búsqueda de soluciones a los problemas detectados, apartando intereses políticos, pues todos somos hijos de Dios.


El quinto objetivo es el AHORRO. Es necesario que nuestra ciudadanía aprenda la importancia del ahorro; acepto que para ahorrar hay que tener trabajo con un sueldo más allá que el de sobrevivencia. Tambien acepto que existe el abusado y corrupto Seguro Social, pero nuestro objetivo es otro: Unión de empresa y colaboradores a través del ahorro, ya que solo así sabremos si los salarios son ecuánimes y producen bienestar.

No se trata de ahorrar grandes cantidades, hay que recordar que de 25 centavos en 25 se llega a los cien, ejemplo que nos dio Amadeo Giannini, hijo de inmigrantes procedentes de Favale di Malvaro, Génova, Italia, triunfador que con ahorros fundó en 1903 el "Banco de Italia" en San Francisco, California, ahora "Bank of America". Durante el desastroso terremoto de 1906 decidió colocar, en el puerto de la ciudad, un tablón de madera sobre dos barriles, y usarlo de oficina para otorgar préstamos con solo el aval de "una cara y una firma", fundando el embrión de los "microcréditos" a bajos intereses que hombres de pequeños negocios y la clase trabajadora (sus ahorrantes) necesitaban para recomenzar sus vidas. Giannini siempre aseguró que hasta el último centavo de aquellos créditos había sido devuelto, un ejemplo para nuestros banqueros y ciudadanos.


Nos queda un cambio primordial; hacer que el Estado cumpla con su obligación de facilitar, sin cortapisas, ¡educación gratuita y obligatoria! hasta el nivel secundario y de oficios técnicos e inglés a todos. Y deberíamos enfatizar las materias de educación cívica, ética y moral, que unido a los indispensables ejercicios físicos y deportes, como la gimnasia, nos dará un pueblo sano, física y mentalmente, para salir en un par de generaciones de esa ignominiosa lista de naciones pobres, capacitados para elegir, en elecciones justas, libres y honestas, administradores dignos y responsables, cumpliendo con aquello que dice, "que todo pueblo tiene el gobierno que se merece".

Aprovechemos lo aprendido en 2020, para que todo sea mejor para todos en el 2021.